Los residuos sólidos, una verdadera alternativa social y ambiental

marzo 14, 2019

by adminrmt Sin categoría 0 comment

¿Qué son los residuos sólidos? ¿Para qué sirven? ¿Quiénes son los responsables? Son algunas de las preguntas que se hacían más de 400 barranqueños presentes en el Primer Foro de Residuos Sólidos del Magdalena Medio, este evento se realizó gracias a la gestión de la empresa prestadora de servicios públicos y medioambientales Biota en Barrancabermeja, el cual contó con el apoyo de la empresa colombiana de petróleo Ecopetrol S.A.

Ocho panelistas fueron los encargados de contarle a la ciudadanía la importancia de hacer un correcto uso de estos residuos, los cuales benefician no sólo al medio ambiente, sino también a toda la población del país y el mundo. Pero, ¿qué tanto saben de residuos sólidos los colombianos? Para empezar, es muy importante reconocer que este tipo de residuos está constituido por materiales desechados tras su vida útil. Sin embargo, se desconoce que estos residuos en su mayoría son susceptibles y se pueden transformar y reaprovechar a través de un debido proceso de reciclado.

Los residuos sólidos pueden clasificarse en varios tipos, tales como biodegradables, reciclables, inertes, comunes y peligrosos, estos se pueden dividir no sólo en residuos sólidos sino también en líquidos y gaseosos. “Es importante que la ciudadanía entienda qué son los residuos y cómo desde la fuente los podemos separar y generar cambios positivos en Barrancabermeja, nuestra ciudad y todo el país está en deuda con el medio ambiente, este tema no puede seguir pasando a un segundo plano cuando en la esfera internacional esto es un tema de primera instancia”, afirmo Camilo Parada, gerente de Biota.

La capital petrolera de Colombia produce más de 170 toneladas de residuos al día, y se estima que 100 de esas toneladas pueden llegar a ser aprovechables, por esa razón, Biota, como empresa operadora de servicios públicos de la ciudad le apuesta a la transformación, a la cultura y educación colectiva para el aprovechamiento de estos recursos. Parada manifestó que viene trabajando en conjunto con el Instituto Universitario de la Paz (UNIPAZ), con el fin de estudiar, estructurar y definir varios temas con relación al primer centro de compostaje de la ciudad, el cual busca consolidarse antes de terminar este semestre del año.

Luis Aníbal Sepúlveda Villada, presidente de la Asociación colombiana de ingeniería Sanitaria y ambiental (ACODAL), asegura que con ingeniería colombiana son capaces de aprovechar el 30% de los residuos reciclables de Barrancabermeja y el 60% de los residuos orgánicos que la ciudad produce, lo cual no se necesita de inversiones cuantiosas, sino más bien de la implementación de centros de compostaje para la realización de estos procesos y, en esa medida, servir como fuente de empleo, materias primas, abonos orgánicos, huertos, centros de reciclaje y de gran aporte a la agroindustria.

A nivel nacional se lanzará una campaña por la separación en la fuente y el aprovechamiento, Colombia es un país que genera más de 50 mil empleos directos e informales gracias a este trabajo mancomunado que realizan los ciudadanos. “Hacer aprovechamiento del material orgánico desde una casa, un colegio, una universidad, una fábrica, un hotel, etc., nos motiva a creer que estamos haciendo las cosas bien. Tenemos que vender en todo el país la limpieza pública, no podemos ir por los parques y demás zonas libres y de uso ciudadano como si no nos perteneciera, esa percepción hay que cambiarla y generar en cada uno de nosotros sentido de pertenencia”, manifestó Sepúlveda.

 

Este foro también contó con la participación de Linda Breukers, consultora para el sector de residuos sólidos. En esta oportunidad compartió su experiencia con los barranqueños y puso en evidencia la gestión que viene realizando su país natal, Holanda. Más de 30 años apostándole a la cultura y educación ambiental. Según Breukers, es importante que tanto niños como adultos reciban este tipo de capacitaciones con el fin de orientarlos y generar en ellos una mayor responsabilidad ambiental.

“La creación de puntos limpios en la ciudad y lugares de depósito para material orgánico y aprovechable beneficiarían sin duda a toda la sociedad, precisamente porque se podría quitar un 60% de los residuos que llegan al relleno sanitario al momento de hacer el correcto uso de la separación en la fuente, tomando el material reciclable como el pet, cartón, vidrio, metal, etc., lo cual sólo permitiría llegar un 10% de residuos al relleno sanitario de la ciudad. En mi país, la mayoría de los eventos musicales y culturales se realizan en dichas instalaciones, esto gracias al correcto uso de los residuos y el compromiso ciudadano”. Sostuvo Linda Breukers.

Por otra parte, varios de los panelistas manifestaron su interés por generar lazos no solamente desde las regiones, sino también en todo el país y el mundo. Para Juan Carlos Gutiérrez, gerente de EkoRed, realizar conexión con diferentes bodegas y recicladores de toda Colombia ha significado un gran paso en temas sociales y ambientales, su principal labor consiste en recolectar más de 3.000 toneladas diarias de botellas pet, lo cual evita la contaminación de ríos, mares, rellenos sanitarios, entre otros.

Gutiérrez afirma que “La vinculación de los recicladores es muy fácil, la logística en red de esta empresa está al alcance de todos los que quieran trabajar, sólo deben acercarse a las bodegas de su ciudad, recolectar la mayor cantidad de botellas y llamarme para acordar pago. En Barrancabermeja tenemos 5 entidades en convenio y 3 prensadoras colocadas para realizar esta labor y mandarlas directo a Medellín”.

Asimismo, y sin irnos tan lejos, la capital antioqueña es testigo del trabajo que viene realizando John Berrio López, director internacional de la fundación Llena una Botella de Amor, la cual nace como respuesta a la necesidad de resolver el problema asociado a las bolsas y empaques plásticos. John tuvo la oportunidad de compartir con los asistentes al foro sobre el tema de desarrollo sostenible y mejoramiento de la calidad de vida mediante la formulación, gestión y ejecución de proyectos que propendan por el manejo y aprovechamiento adecuado de los residuos sólidos.

Colombia produce más de 1.500 toneladas al día de plástico, lo cual no está siendo debidamente reciclado como ha de ser, ya sea por su tamaño, peso, volumen o porque no representa un valor económico para quienes tienen como labor el reciclaje. Sin embargo, a raíz de esta problemática y con la ilusión de mitigar y contribuir a la sociedad, la fundación recoge este material y en apoyo con otras empresas logran la fabricación de  madera plástica.

 

“Lo más importante de este trabajo, y lo que realmente se quiere, es que cada persona tome una botella y la llene de amor, que coja un recipiente de cualquier forma y tamaño y empiece a depositar diferentes empaques plásticos que se generan en nuestro consumo diario, ya que luego podemos convertir ese material en madera plástica y, en esa medida, retribuirles no con dinero, sino con un comedor, una silla, un parque, una casa, entre otros, en dicho material, de acuerdo a las toneladas que se logre recoger”. Afirmó Berrio López.

Fue así como se hizo oficial esta campaña en la ciudad en convenio con Biota y toda la comunidad comprometida con esta gran iniciativa, la cual busca generar un impacto positivo en la bella hija del sol.

«Hacer buen uso de los recursos sólidos es una tarea de toda la ciudadanía, separar desde la fuente no resulta difícil, sólo debes tomar  tres recipientes con color, uno verde y con tapa para los residuos orgánicos, azul para los reciclables y negro o gris para los no aprovechables», fue la invitación del presidente de Acodal, Luis Sepúlveda.

 

 

“La basura es nuestro problema, no es del alcalde ni de las empresas de aseo, nosotros somos responsables de nuestra propia basura”. Linda Breukers.